La mentira y el engaño son recursos positivos

Cuando se le menciona a alguien las palabras mentira o engaño Generalmente esta persona asociará directamente esto como algo satánico y maligno; así como se hace para estas palabras, al igual sucede con una serie de distintos conceptos e ideas que se van hilando una con la otra sin mucho pensar en su validez. Lo indigno con la religión, las mujeres con lo débil y la sexualidad con el sexo, estas son algunas de las diversas ideas que no necesariamente deberían tener una asociación tan directa.

Tan solo hace dos semanas me encontraba viendo un capítulo del podcast de Eduard Punset en el cual se entrevistaba a un psicólogo evolucionista quien participó en la ciudad de las ideas; el nombre se los debo en una próxima recomendación de este mismo material. Bien! en este episodio lo interesante no solo eran las ideas de acerca de cómo el cerebro funciona y evoluciona como un sistema especializado y a su vez general, admito que a mi me parecio mucho mas interesante el cuestionamiento acerca de “el engaño metódico” como un sistema de supervivencia evolutiva, es decir, mentir no es tan malo como nos hicieron pensar; resulta que en realidad “la mentira” es un funcionamiento normal en todos los seres humanos, al igual que la discriminación de la cual también hablaré en un futuro.

Intenta por favor recordar a una sola persona de la cual te encuentres seguro que jamás ha mentido, por quien meterías las manos al fuego, por tu hermana, tus padre o madre, seguramente por nadie. La mentira es algo tan afín como natural en las personas e inclusive damos por hecho que todos alguna vez hemos sucumbido a ella seguramente en mas de una ocasión.

Comenzamos a mentir desde la infancia

Entiéndase a la mentira como un sistema de recompensa evolutivo, no es difícil darnos cuenta que los niños en cuanto comienzan a tener control de sus expresiones y sus primeras palabras comienzan a mentir, siempre con la finalidad de obtener algo, ya sea un dulce o un halago la mentira y la recompensa van intrínsecamente relacionadas. Dado que en la infancia se aprenden muchas cosas mediante “Ensayo / Error” la mentira se aprende y se refuerza a través de las experiencias, lo cual se percibe notoriamente con los hermanos, ante los cuales de convierte en una ventaja competitiva.

El engaño es un recurso que indudablemente será practicado por todos,  debido a que su función es positiva -en términos individuales- así que no importa la aparente sinceridad que se denote ni la posición que se tenga.

¿Por que escribir acerca de este tema?, por que no, primeramente en bueno pensar y razonar, segundo, es importante desmitificar cualquier tema y por último es fabuloso implantar la duda en las personas tal como ahora lo hago con este último cuestionamiento ¿Que no se supone que nuestros padres nos dijeron que las mentiras son malas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s